lunes, 27 de febrero de 2017

Cuatro consejos para mejorar en el gimnasio

Para algunos el gimnasio, ese lugar al que acuden para tonificar sus cuerpos y bajar de peso, lejos de convertirse en un lugar placentero, puede acabar siendo un sitio para acumular sufrimiento. Por eso nuestra plataforma digital te trae los mejores consejos para que tu rendimiento sea más placentero en tu centro de entrenamiento.

También te puede interesar:Consejos para iniciar tu vida runner

No cumplir con ciertos consejos (que pueden parecer sencillos) puede no solo disminuir el rendimiento o efecto esperado tras ejecutar diversas rutinas, generando así frustraciones.

Pero para que esto no ocurra, te traemos cinco consejos básicos para mejorar tu experiencia cuando entres en el cuarto de máquinas.

Bebe agua antes de ejercitarte para que el desgaste de tu cuerpo sea más reducido al momento de comenzar a entrar en calor.

Realiza estiramientos y no prescindas nunca de ellos, pues aunque algunas veces puedan parecer aburridos, te protegen de lesiones musculares.

Cambia tu rutina, pues tu cuerpo se acostumbra a ejecutar ejercicios y los efectos se ven reducidos. Esculpe todo tu cuerpo y no te obsesiones con tonificar un único músculo. De esta forma impedirás desequilibrios.

También te puede interesar:5 beneficios de montar bicicletas

jueves, 9 de febrero de 2017

Consejos para iniciar tu vida runner

Actualmente son muchas las personas que se suman a la moda running, es algo sencillo y se puede realizar en cualquier horario, sólo o acompañado. Esta actividad resulta excelente para mantenerte en forma, beneficiar la salud cardiovascular y ayudarte a bajar de peso.

También te puede interesar:5 beneficios de montar bicicletas

Sin embargo, siempre es bueno establecer las condiciones en que vas a correr, intentar hacerlo en un horario relativamente fijo para que tu cuerpo se adapte a la actividad en dicho momento del día y además, decidir cuál será tu objetivo a lograr con la carrera, para que te encamines hacia él.

Lo primero que necesitas saber es que la indumentaria debe ser la adecuada, la ropa debe permitir un movimiento normal y el calzado debe ser cómodo y de suela blanda.

Por otro lado, debes elegir el lugar donde correrás con cautela, ya que no podrás correr sin dificultades ni obstáculos en un camino muy transitado, como así tampoco podrás hacerlo en un terreno lleno de piedras y tierra. Por eso, lo ideal es elegir algún parque con espacios para realizar gimnasia, un camino alejado de la ciudad y con superficie de asfalto, u otro que te resulte cómodo y placentero.

Además, no olvides realizar un chequeo médico antes de comenzar la actividad, sobre todo si hace mucho tiempo que no te mueves, y recuerda que no puedes compensar en un sólo día los meses de inactividad, por eso, necesitas comenzar de a poco e ir progresando paulatinamente.

Lo ideal es alternar momentos de trote con caminatas a ritmo ligero, siendo en un principio menos minutos de trote para luego ir aumentando a medida que se reducen los minutos de caminata ligera.

No debes olvidar que como cualquier esfuerzo físico necesita que respetes sus etapas, es recomendable realizar un calentamiento que incluya movimientos generales de piernas, brazos y tronco y comenzar con la carrera de manera progresiva. De igual modo, siempre es necesario volver a la calma, no frenar de golpe, sino que el ritmo del trote se vaya reduciendo de a poco y junto a éste las pulsaciones.

Por supuesto, tampoco debes olvidar los estiramientos al final de la carrera. Sólo unos 10 minutos que le dediques serán suficientes para que los músculos no queden contraídos y doloridos.

Concluyendo, deben tener en cuenta estos consejos, acompañados de un descanso y una alimentación suficiente, podrán disfrutar de salir a correr aunque seas un principiante, sin riesgos y con muchos beneficios.

También te puede interesar:Los 4 alimentos que destruyen la rutina deportiva

jueves, 2 de febrero de 2017

Cosas incómodas que suceden durante el sexo (que son normales)

Todos hemos pasado por situaciones incómodas durante el acto sexual, sin embargo, algunos de ellos son inevitables e incluso normales en este proceso. Antes de tacharlo como un mal momento, se debe tomar en cuenta que son cosas que salen de nuestras manos y que por ende deben ser tomadas con gracia y parte del acontecimiento, además de no dejar que esto arruine lo placentero de la situación.

Cosas incómodas que suceden durante el sexo (que son normales)También te puede interesar: Runrunes de Nelson Bocaranda 08 de Diciembre del 2016

Squirt



La eyaculación femenina es esencialmente la emisión involuntaria de fluidos durante la actividad sexual. Es el fenómeno que, hasta hace un par de años, había sido la bandera del porno en el Reino Unido. Y si tu pareja te hace eyacular y él no estaba preparado, ¿se va excitar o incomodar?.

Algunas mujeres llegan al squirt a través del punto G, mientras que para otras es el resultado del sexo oral o cualquier otra práctica. Si eres una de las elegidas, háblalo con tu chico primero. No es nada de lo que debas avergonzarte, pero sería bueno que estuviera informado… por si las dudas.

Gases vaginales



El gas vaginal es, como lo indica su nombre, la expulsión de aire en la vagina que sucede durante el sexo. Es una experiencia común y natural y no debería avergonzarte. Aunque suene como algo desagradable, no es una flatulencia. En lugar de que arruinen tu experiencia, ríete del incidente. Y la próxima vez que suceda, no te avergüences, es muy normal del mundo y tu pareja debería entenderlo.

Resequedad

¿Alguna vez has sentido que tu vagina pertenece al desierto del Sahara? La resequedad vaginal es uno de esos problemas femeninos del que no solemos hablar. De acuerdo a una Institución de Placer, aproximadamente el 80% de las mujeres lo experimentarán a sus 30s… y ni hablemos de una etapa más adulta.

¿La razón? La resequedad usualmente es causa de una disminución de estrógeno, la cual adelgaza y reseca las paredes vaginales. Si no se trata, no sólo podría provocar dolor durante el sexo, sino también heridas graves. Puede ayudarte tomar más agua, comer mejor, hacer ejercicio y desestresarte.

Fuente: Eme de Mujer