miércoles, 19 de octubre de 2016

Conoce las dietas más absurdas y peligrosas

Hoy en día existen muchas dietas impuestas por la moda para intentar satisfacer la necesidad de mundial de bajar de peso, sin embargo, muchas de ellas no cumplen con los margenes de protección y salud para aquellos que intentan cumplirlas. Es por ello que en este artículo, te mostraremos algunos regímenes alimenticios absurdos y poco saludables.

Conoce las dietas más absurdas y peligrosasTambién te puede interesar: Beneficios de la cerveza que no conocías

La dieta de las bolas de algodón

La dieta de las bolas de algodón Esta dieta puede considerada como la peor, es popular entre algunas supermodelos y bailarinas, pues se trata de ingerir bolas de algodón para sentirse más llenas y así evitar comer. El peligro de esta dieta es que el algodón no es un material que pueda ser digerido por el cuerpo humano, por lo que puede causar daños graves al sistema digestivo, además de debilitar la salud de aquellos que la practiquen.

La dieta de la galleta

La dieta de la galleta Hace algunos años el Doctor Siegal, se hizo famoso por difundir un método para adelgazar fuera de lo común. Este consistía en comer galletas de chocolate o de nueces para aplacar el apetito antes de la comida. Siegal, vendió miles de libros pero su dieta pasó al olvido con más pena (y kilos) que gloria.

La dieta del coliflor

La dieta del coliflor Según este régimen comer coliflor hervido en el almuerzo y cena se podían perder cuatro kilos por semana, sin embargo, con el tiempo se descubrió que provocaba demasiados trastornos estomacales y un bajo nivel de concentración mental. Por lo cual, es cero recomendable sobre todo para las personas que sufren de anemia y claro para todo el resto del mundo.

La dieta de la Fuerza Aérea Rusa

La dieta de la Fuerza Aérea Rusa Los militares rusos utilizaban este método para perder de peso, hasta que se dieron cuenta que se les estaba yendo la mano. En el desayuno, sólo podían beber una taza de café y a la hora del almuerzo, debían llenarse con dos huevos y un tomate. Para la cena: hierbas con sal, pimienta y vinagre. Se comenta que los oficiales que la siguieron no sólo bajaron de peso sino que, al cabo de un año, quedaron al borde de la desnutrición.

La dieta del tipo sanguíneo

La dieta del tipo sanguíneo Esta teoría tuvo su cuarto de hora durante la década del 90, cuando un grupo de expertos intentó demostrar que cada grupo sanguíneo debía alimentarse con un patrón de comidas específico. Por ejemplo, los que eran de tipo O tenían que comer carne, mientras que los de tipo A estaban resignados a hacerse vegetarianos, por supuesto no funcionó en vista de que cada organismos muy independientemente del tipo de sangre, es completamente distinto.

La dieta de la luna

La dieta de la luna Los defensores de la dieta de la luna, siguen jurando que la pérdida de peso está ligada a la capacidad del cuerpo humano de absorber el agua y que este mecanismo responde a la fuerza de atracción que ejerce la luna sobre los líquidos. A grandes trazos, el método implicaba hacer un ayuno de 26 horas a partir del cambio de fases de la luna. En ese período sólo había que tomar líquidos, con el objetivo de desintoxicar el organismo para bajar dos kilos de un tirón. Algunos siguen convencidos de que esta dieta realmente funciona.

La dieta de masticar y escupir

La dieta de masticar y escupir Fue una practica impuesta por el estadounidense Horace Fletcher. Su dieta proponía masticar bien la comida hasta extraer todo lo "nutritivo" y después escupir la materia fibrosa que queda en la boca. Por ejemplo, había que masticar hasta 700 veces una cebolla, así que la gente tenía que llegar pronto a las cenas si querían que les diera tiempo a masticar toda la comida con tanta precisión. Algunos de sus seguidores más famosos fueron Henry James y Franz Kafka.

DATO: debido a la poca cantidad de comida que se ingería, quienes hacían la dieta sólo defecaban una vez cada dos semanas y casi sin olor, por lo que el propio Fletcher se refería al aroma de los excrementos "como el de galletas calientes".

La dieta de la Bella durmiente

La dieta de la Bella durmiente Era pensada para los que no son muy fan de privarse a la hora de comer y ni de ejercitarse y adoran dormir, pues consiste en pasar más tiempo dormido que despierto y así evitar el hambre y las tentaciones. Se dice que Elvis Presley era fan de esta dieta. Si sueñas con adelgazar, tal vez esta sea una buena idea.

La dieta de la lombriz

La dieta de la lombriz Las lombrices se pusieron de moda a comienzos del siglo XX. La gente solía tomar huevos de lombriz en pastillas, ya que se creía que el animal crecería dentro de los intestinos y absorbería toda la comida, ocasionando una pérdida de peso. Una vez logrado el objetivo, se tomaba otra pastilla antiparásitos que eliminaba a los anélidos. Se dice que la cantante de ópera, María Callas, realizaba esta dieta.

La dieta de la orina

La dieta de la orina A los impresionables, les pedimos que salteen este punto. Esta dieta consistía en comenzar la mañana tomando un delicioso vaso de… ¡orina de mujer embarazada! Se dice que el régimen tuvo bastante éxito, sobre todo porque la gente que bebía este líquido quedaba tan asqueada que se quedaba sin hambre para el resto del día.

También te puede interesar: El “papa negro” asevera que ni gobierno ni oposición plantean una salida

No hay comentarios.:

Publicar un comentario