lunes, 26 de septiembre de 2016

Qué es el glaucoma: síntomas y tratamiento

Existen muchas afecciones referentes a la vista que pueden causar grandes impactos en la vida diaria. Muchas de ellas son bastante graves y capaces de desarrollarse hasta el punto de extinguir la visión de quien posea alguna de estas patologías. Una de ella es el glaucoma, es por eso que en este artículo explicaremos qué es y cuáles son sus posibles tratamientos.

Qué es el glaucoma: síntomas y tratamientoTambién te puede interesar: Cosas que nunca deberías hacer antes de tener sexo

El glaucoma, es un enfermedad del ojo que disminuye o roba la visión de manera gradual. Ésto es causado por la falta de drenaje del humor acuoso (líquido trasparente que se encuentra en la cámara anterior del ojo que nutre y oxigena el globo ocular) lo que provoca la pérdida progresiva de las fibras nerviosas del nervio óptico (encargado de transmitir información visual desde la retina hasta el cerebro).

Existen varios tipos de glaucoma que se clasifican de la siguiente manera:

Según la apertura del arco iridocorneal
  • Gluacoma de angulo cerrado: es la disminución del angulo iridocorneal formado por la raíz de la iris y la cornea. Puede producir halos alrededor de las luces, enrojecimiento del ojo, dilatación de la pupila, náuseas y vomito.

  • Glaucoma de angulo abierto: La evolución de esta es lenta, sin síntomas aparentes pero deterioro progresivamente la visión, es por eso que se le conoce como el ladrón de vista.
Según su origen
  • Glaucoma primario: Es otra forma de denominar al glaucoma abierto. No se suele conocer su causa.

  • Glaucoma secundario: Son aquellos que se producen por una causa conocida, como un fármaco o enfermedades como la uveítis (infección de la capa media del ojo) o la diabetes.
Según el momento de aparición
  • Congénito: Aparece desde el nacimiento por causas hereditarias.

  • Infantil: Antes de los tres años.

  • Juvenil: A partir de los tres años.

  • Adulto.


Se cree que la causa de estas afecciones es la falta de drenaje en el fluido intraocular que se acumula de tal manera, causando presión en el interior del ojo, dañando el nervio óptico y perdiendo la visión. Ademas, se ha registrado que las persona de piel oscura, asiática y con un grado de miopía son altamente propensos a sufrir de esta enfermedad degenerativa. También los enfermemos con diabetes o con hipersensibilidad arterial.

Existen síntomas que no son muy claros ni notorios, de hecho puede pasar una gran cantidad de tiempo hasta comenzar a sentir molestias realmente relevantes, las cuales pueden ser:

  1. Visión borrosa.

  2. Dolor de ojos y cabeza.

  3. Náuseas y vómitos.

  4. Aparición de halos color arcoíris alrededor de las luces brillantes.

  5. Perdida repentina de la visión.
Síntomas y tratamientos

Se conocen dos aspecto relevantes en el diagnóstico del glaucoma, ya que sus síntomas pueden confundirse con algo más, estos dos aspectos ayudan a saber de manera detallada si se padece de ésta o no. Una de ellas es la elevación de la presión intraocular por encima de 21 mmHg y lo que puede mostrase como una papila excava (punto circular oscuro sobre la retina). También debe tomarse en cuenta los antecedentes familiares y si la edad del paciente pasa de los 40 años.

Dependiendo de la clase de glaucoma que se tenga, los tratamientos pueden variar. Existen los fármacos, que son derivados de las prostaglandinas, conocidas como inhibidores del dolor en la vista el cual es producido por la enfermedad. Y los tratamientos quirúrgicos, que pueden presentarse de tres maneras:

  1. Cirugía láser: Presenta a su vez diferentes tipos indicados para cada variedad de glaucoma. La trabeculoplastia se usa para los glaucomas abiertos, mientras que la iridotomia de láser periférico o la citocoagulación de láser YAG se usan para el glaucoma cerrado.

  2. Cirugía filtrante: Consiste en generar una nueva vía de drenaje para disminuir la presión intraocular.

  3. Drenajes: Se inserta una válvula para que el flujo pueda discurrir.


Entre las consecuencias que destacan la pérdida de la visión en distintas formas, está la vista periférica o visión de túnel. Una ves llegado a esta fase la pérdida de la visión es irreversible. Para prevenirla, es recomendable chequearse de manera recurrente la vista y así evitar noticias desalentadores más adelantes.

NOTA: El glaucoma afecta al 2 por ciento de la población, según la AGAF. Según el IMO, es la segunda causa de ceguera en el mundo y afecta a cerca de un millón de personas en España. Como destaca AGAF, la mitad de los pacientes desconoce su condición, debido a la falta de síntomas y al carácter progresivo que la caracterizan. “El gran problema que presenta el glaucoma es que, en su fase inicial, es asintomático y tampoco se nota pérdida de visión porque el cerebro compensa el déficit”, explica la presidente de la asociación, Delfina Balonga. Por eso se engloba dentro de las denominadas “enfermedades silentes”.

También te puede interesar: Horóscopo de Adriana Azzi del 25 de septiembre al 01 de octubre 2016 – El Nacional

No hay comentarios.:

Publicar un comentario