domingo, 5 de junio de 2016

Fumadores pasivos en peligro: inhalan hasta cinco veces más nicotina

El 31 de mayo se conmemoró el Día Mundial Sin Tabaco, oportunidad perfecta para hacer un llamado de conciencia a las personas fumadoras para que adopten un nuevo habito en su vida: no fumar. Cualquier persona expuesta al humo del cigarrillo tienen entre 25 y 30% de probabilidades de desarrollar alguna enfermedad respiratoria, cardiovascular o cáncer de pulmón.

Fumadores_pasivos_en_peligro-notilogiaTambién te puede interesar: Qué es la influenza: síntomas y tratamiento

Para el fumador pasivo existe incluso 35% de riesgo de desarrollar alguna enfermedad cardiovascular. Adicionalmente, el Dr. George Oblitas, oncólogo médico de la Unidad Oncológica Venezuela Clínica Noreste, señaló que: "el fumador pasivo tiene una doble afectación, está expuesto al humo de la combustión, que es el humo que se mantiene en el cigarrillo cuando hay fuego y cuyos componentes son los más cancerígenos y la que se deriva del contacto directo con el humo exhalado del fumador activo, por lo que la combinación de ambos va a hacer un daño directo sobre la mucosa del fumador pasivo". La recomendación es alejarse de las personas mientras fuman, porque están siendo afectados indirectamente.

Las principales causas que pueden provocar que el organismo tenga mayor riesgo de presentar cáncer de pulmón, son: la exposición al tabaco, la quema de árboles o basuras, exposición a agentes tóxicos y químicos, una mala alimentación, el sedentarismo pacientes que ya hayan tenido radioterapias previas y antecedentes de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Cáncer de Pulmón, riesgo del fumador

Para el proceso de diagnóstico y tratamiento de este tipo de cáncer , es de vital importancia la integración de un equipo multidisciplinario que incluye: neumonólogos, cirujanos de tórax, terapeuta respiratorio y oncólogo médico. Cada uno de ellos cumple con una función específica desde el primer momento en que el paciente es diagnosticado, hasta la etapa de monitoreo y control.

Los pacientes en principio se dirigen a la consulta con un médico internista, neumólogo o cirujano de tórax, quienes hacen el diagnóstico. Posteriormente, cuando el paciente ya es diagnosticado con la patología tumoral o neoplásica, se dirige al oncólogo, y es allí donde este evalúa los factores pronósticos, tratamientos, calidad de vida, entre otros factores.

Asimismo, los principales síntomas que presenta el cáncer pulmonar en un paciente son la tos, que puede ser seca, persistente o con sangre, hemoptisis (sangramiento pulmonar), pérdida de peso no justificada, disnea (dificultad para respirar) y dolor torácico. Sin embargo, los síntomas, cuando se trata de cáncer de pulmón, en una etapa inicial son inespecíficos, por lo tanto cuando el paciente acude al especialista, llega con la enfermedad en etapa avanzada.

El Dr. Oblitas, destacó que: “El avance en la oncología molecular ha permitido desarrollar terapias dirigidas contra diferentes blanco terapéuticos los cuales han ofrecido un avance significativo para la salud de los pacientes con cáncer de pulmón, proporcionándoles beneficios de sobrevida sin progresión de la enfermedad y mejor calidad de vida. Son terapias dirigidas, personalizadas que brindan grandes virtudes, entre ellas la disminución de la actividad metastásica del tumor”.

"Las terapias dirigidas actúan contra alguna alteración genética o una mutación que dio paso al desarrollo del cáncer. Para los pacientes que presentan una mutación superior y un crecimiento celular descontrolado se recomienda quimioterapia; luego, se analizan los resultados para aplicar el tratamiento con las diferentes terapias dirigidas; y, finalmente, el mantenimiento según el estado del paciente", explicó el especialista.

Fuente: La Patilla

No hay comentarios.:

Publicar un comentario