jueves, 19 de mayo de 2016

Qué es la influenza: síntomas y tratamiento

Las enfermedades más comunes que atacan a la población, comprenden un cúmulo de datos y recomendaciones que nunca están de más tener en cuenta. Entre esas afecciones destaca la Influenza, un padecimiento que suele ser muy frecuente en la ciudadanía, por su sencilla forma de contagio. En esta oportunidad, te compartiremos una serie de advertencias y sugerencias que engloban todo lo que debes saber respecto a la influenza.

que_es_la_influenzaTambién te puede interesar: Qué es la Tuberculosis: síntomas y tratamiento

¿Qué es la influenza?

La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa producida por los virus de la influenza. Puede causar desde una enfermedad leve hasta una grave y en algunos casos puede ser mortal. Algunas personas, como los ancianos, los niños pequeños y las personas con ciertas afecciones de salud tienen un riesgo alto de sufrir complicaciones graves a causa de la influenza.

Según las estadísticas, entre el 5 y el 20% de la población contrae influenza; cientos de personas son hospitalizadas debido a complicaciones de la influenza, y alrededor de 3 de cada 10 personas mueren a causa de la influenza. La mejor manera de prevenir esta enfermedad es vacunarse.

Síntomas



¿Cuáles son los síntomas de la influenza? La gripe o influenza por lo general comienza repentinamente y puede incluir los siguientes síntomas:

  • Fiebre (generalmente alta)

  • Dolor de cabeza

  • Cansancio extremado

  • Tos seca

  • Dolor de garganta

  • Moqueo o congestión de nariz

  • Dolores musculares

  • Síntomas estomacales, como náusea, vómitos y diarrea; pueden ocurrir en los niños pero rara vez en los adultos

Riesgos por transmisión

Hay personas que tienen mayor riesgo de tener complicaciones si contraen la influenza, entre las personas con alto riesgo de sufrir complicaciones si contraen la influenza, se encuentran los adultos mayores, los niños pequeños y personas de cualquier edad con ciertas afecciones de salud. Algunas complicaciones causadas por la influenza incluyen: neumonía, deshidratación y empeoramiento de las afecciones de salud crónicas, entre ellas, insuficiencia cardíaca congestiva, asma o diabetes. Por su parte, los niños pueden tener problemas de sinusitis e infecciones de oídos.

influenza_contagioTengamos en cuenta que, la influenza se transmite a través de gotitas respiratorias que se emiten al toser o estornudar. Generalmente se transmite de persona a persona, aunque de vez en cuando una persona se puede infectar al tocar un objeto contaminado con el virus y luego tocarse la nariz o la boca. El periodo de contagio y su duración, sucederá al estar en contacto con una persona con influenza (en condiciones de infectar a otros) a partir del día anterior a que se presenten los síntomas.

Los adultos siguen siendo contagiosos hasta siete días después de haberse enfermado y los niños pueden seguir siendo contagiosos durante un período aún más largo, esto significa que se puede contagiar la influenza a otras personas antes de que uno se dé cuenta de que está enfermo y también durante la enfermedad.

En general, la influenza es peor que el resfrío y los síntomas como fiebre, dolores corporales, cansancio extremo y tos seca resultan ser más habituales e intensos. Los resfríos tienden a desarrollarse gradualmente, mientras que la gripe o influenza tiende a aparecer muy repentinamente. Los resfriados son generalmente más leves que la influenza. Las personas resfriadas tienen mayor probabilidad de experimentar moqueo o congestión de nasal. Los resfríos, mayormente no producen complicaciones graves de la salud, como neumonía, infecciones bacterianas o necesidad de hospitalización.

Tratamiento

vacuna_influenzaLos medicamentos antivirales son el tratamiento adecuado. Consulte de inmediato a su médico si padece una enfermedad de alto riesgo y tiene síntomas de influenza. Cuando se este en tratamiento, los antivirales pueden aliviar los síntomas y reducir el tiempo de la enfermedad en 1 o 2 días. Además pueden evitar complicaciones graves de la influenza, como la neumonía.

¿Qué puedes hacer para protegerte de la influenza?

La mejor manera de prevenir la gripe o influenza es vacunarse cada año. Hay dos tipos de vacunas:

  • La vacuna contra la gripe ("flu shot") es una vacuna inactivada (que contiene el virus muerto) que se aplica con una aguja. La vacuna por inyección se ha aprobado para su uso en personas mayores de seis meses, lo cual incluye a las personas sanas y aquellas con afecciones crónicas de la salud.

  • La vacuna por spray nasal (llamada a veces LAIV) está elaborada con virus de la influenza vivos pero debilitados y NO causan la influenza. Este tipo de vacuna está aprobado para su uso entre los dos años y los 49 años de edad; no está aprobada para las mujeres embarazadas.

  • Los niños entre los seis meses y los ocho años deben recibir dos dosis de la vacuna si no han sido vacunados previamente, en ningún momento, ni por inyección ni por spray nasal. Los niños entre seis meses y ocho años que recibieron solamente una dosis en el primer año que se vacunaron deben recibir dos dosis el año siguiente.


Alrededor de dos semanas después de la vacunación, el organismo crea anticuerpos que protegen contra la infección por el virus de la influenza. Las vacunas de la influenza no protegen contra enfermedades causadas por otros virus, como el resfriado ordinario. Se recomienda asistir al centro de salud cuando los síntomas no disminuyan con el tratamiento o empeore su estado a causa del virus.

También te puede interesar: Qué es la Fiebre de Lassa: síntomas y tratamiento

No hay comentarios.:

Publicar un comentario