martes, 9 de febrero de 2016

Qué es la Fiebre de Lassa: síntomas y tratamiento

Una enfermedad que fue descubierta en la década de los sesenta es ahora otra de las enfermedades que está afectando a los habitantes de África. La fiebre de Lassa es una enfermedad viral aguda que se produce en el oeste de ese país y que se está extendiendo por todo el territorio, la cual ya ha cobrado la vida de más de 100 persona en lo que va de 2016. Hasta los momentos no se han reportado casos de esta cepa en Venezuela, aunque resulta de gran ayuda estar informado ante la enfermedad que se propaga en ese país.

Africano recibiendo ayuda médicaInfórmate sobre: Guanarito, El Ébola Venezolano (Fiebre hemorrágica)

Qué es la Fiebre de Lassa

Fiebre de Lassa La fiebre de Lassa es una enfermedad hemorrágica grave y a menudo mortal, causada por el virus de del mismo nombre. Desde su descubrimiento original en 1969 en el pueblo de Lassa en el estado de Borno, Nigeria, han sido innumerables los brotes de diferentes magnitud y gravedad a través de África Occidental. Las estimaciones de la incidencia anual de la enfermedad alcanzan un total de 300 mil infecciones, causando al menos 5 mil muertes. Sin embargo, debido a los escasos recursos para diagnosticar la enfermedad, así como la vigilancia inadecuada, muchos casos suelen complicarse provocando su muerte.

Transmisión

Mastomys natalensis El depósito, o anfitrión del virus de la Lassa es transmitido a través de un roedor conocido como la "rata múltiple" (Mastomys natalensis). Una vez infectada, este roedor es capaz de excretar el virus en la orina durante un período de tiempo prolongado, tal vez por el resto de su vida. Estos animales se reproducen con frecuencia, generando un gran número de crías, multiplicándose entre las sabanas, bosques del oeste y el este de África. Además, el Mastomys coloniza fácilmente los hogares humanos y las áreas donde se almacena la comida. Todos estos factores contribuyen a la propagación relativamente eficiente de virus Lassa a los seres humanos.

El contacto directo con roedores infectados no es la única manera en que las personas se infecten; la transmisión de persona a persona puede ocurrir después de la exposición al virus en la sangre, los tejidos, secreciones o excreciones de un infectado por el virus de Lassa. El contacto casual (incluyendo el contacto piel con piel sin intercambio de fluidos corporales) no implicará la propagación del virus de Lassa.

Síntomas



Los signos o síntomas de la fiebre de Lassa ocurren típicamente de 1 a 3 semanas después de que el paciente entra en contacto con el virus. Para la mayoría de las infecciones por virus de la enfermedad (aproximadamente el 80%), los síntomas son leves y se diagnostican como una simple gripe; por lo que se debe tener precaución. Los síntomas incluyen:

  • Fiebre
  • Dolor detrás de la pared del pecho (dolor retroesternal)
  • El dolor de garganta
  • Diarrea
  • Conjuntivitis
  • Dolor de espalda
  • Hinchazón de la cara
  • Pérdida de la proteína en la orina
  • Sangrado en la mucosa (nariz, boca, los pulmones y el tracto digestivo)
  • Tos
  • Dolor de estómago
  • Vómitos
  • Pérdida de la audición
  • Temblores
  • La encefalitis (infección / inflamación del cerebro)

Tratamiento

Tratamiento La fiebre se trata con un medicamento antiviral llamado Ribavirina, ya que ha sido utilizado con éxito en pacientes con fiebre de Lassa. Se ha demostrado ser más eficaz cuando se administra tempranamente en el curso de la enfermedad. Los pacientes también deben recibir un tratamiento de soporte que consiste en la cantidad de líquido adecuado, el equilibrio electrolítico, la oxigenación y la presión arterial, así como el tratamiento de otras infecciones que la enfermedad produce.

Prevención



Se puede prevenir evitando el contacto con los roedores Mastomys, especialmente en las regiones geográficas en las que se producen los brotes. Poner comida en recipientes fuera del alcance de los roedores y mantener la casa limpia para ayuda a evitar que los animales de este tipo entren.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario