viernes, 22 de mayo de 2015

Fenómenos que azotan la niñez en Venezuela: Escasez y migración

La situación actual del país está llegando a ser insostenible, tanto que ya hasta le está causando preocupación a los niños en su corta edad, Algo que no sucedía en años atrás, donde ellos solo se preocupaban de que si sus padres se separaban, se preocupaban por sus juguetes o cuando los cambiaban de colegios. Ahora a esas preocupaciones se le suma la escasez y la migración.

colaTambién te puede interesar: Mitos Sobre la Depresión

Esto suele suceder porque el estado emocional del niño depende de su entorno y todo lo que sucede alrededor de ellos los puede afectar y más con la situación que está presentando el país, el psicoterapeuta Oscar Misle explica que la situación de no encontrar los productos que se necesitan en el momento ya sea comida, medicamentos, hasta sus cosas personales afecta el ambiente en un hogar, porque las personas al no encontrar nada para sus hogares suelen angustiarse.

Por otra parte la psicóloga Yorelis Acosta está completamente de acuerdo con lo que dice el psicólogo Óscar Misle, que además pone como ejemplo que "cuando en una casa abren el último paquete de café, sienten que se viene el mundo abajo. Los niños perciben y opinan acerca de esa situación". Pero algunas personas por su situación biológica pueden estar más predispuesto a ser perjudicado e incluso pueden llegar a sufrir ansiedad por ese tipo de situaciones.

El psicólogo Óscar Misle dice que la escasez tiene dos impactó esta el directo y el indirecto. El director trata de cuando el niño se enferma y no consiguen los medicamentos que les manda el doctor y el niño siga con dolor, malestar y las madres no ven mejoría porque no le está cumpliendo el tratamiento dado a la escasez que presenta el país y no hay nada más doloroso para una madre ver a su hijo enfermo.

El impacto indirecto habla según Oscar Misle sobre "la posibilidad de los adultos de autorregular sus emociones es cada vez menor y muchas veces los niños pagan los platos rotos", castigan a sus hijos en diferentes situaciones porque se encuentran envueltos en una situación que lo que hace que los padres reaccionen de manera no deseada y no se dan cuenta del daño que eso le puede presentar a su hijo.

colas2También te puede interesar: Estrés postraumático es conducido por la violencia a través de las redes socialesCuando los niños acompañan a sus padres hacer cola.

La mayoría de los padres se llevan a sus hijos hacer cola para comprar alimentos o cualquier tipo de productos y eso es una de las principales cosas que los afecta porque pasan horas y horas de pie, llevan sol, escuchan a las personas quejándose o hasta incluso peleándose y esa situación es incómoda para un niño. Que seria lo ideal en estos casos para un niño que estén en una escuela, en sus casas, en la guardería, en un preescolar entre otros. Al igual que no es recomendable que se lleven a sus hijos a los supermercados.

Un punto importante que toca la psicóloga Yorelis Acosta es que los padres deben de sentarse a conversar sobre la situación del país para que así puedan buscar otras vías que les ayude a alcanzar la dieta básica, claro siempre y cuando no alterar los hábitos de los niños. Una de las situaciones para los padres serían llevar a sus hijos a realizar cualquier actividad física mientras ellos van hacer mercado.

Esta situación afecta a los niños dependiendo de la edad.

Cuando los padre están muy perturbado por la situación del país, un pequeño de tres años no se da cuentas por las palabras que dice el padre, ni por el desabastecimiento sino que se da cuenta por las emociones que el padre presenta en esos momentos y es ahí cuando un padre debe de estar más pendiente de que sus hijos no sientas o presencien esa situación porque muchas veces pueden comportarse de manera violenta, agresiva, susceptibles y eso no tiene que ver con un estado emocional que no sabe expresarlo mentalmente pero si emocionalmente.

Los niños a los cinco años ya empiezan hablar y se dan cuenta de lo que falta en la casa y eso genera caos porque escuchan la angustia, la rabia o los comentarios que hacen los padres hacia otras personas.

niños sufren por  escasezTambién te puede interesar: Bullying puede afectarte psicológicamente incluso 40 años despuésMigración

La psicóloga Yorelis Acosta dice que un día un niño en su consulta la sorprendió mucho cuando le dijo que odiaba Canadá. "¿Y tú conoces ese país?", le preguntó ella, a lo que él respondió que no pero que varios amigos se habían ido para allá. Hay niños tristes y molestos por la situación de emigración, según la psicóloga.

El psicólogo Óscar Misle explica que cuando hay una separación hay un duelo y los niños que se quedan sienten mucha rabia, dolor, tristeza y eso hace que se pongan hostiles y que además eso afecta el rendimiento escolar del niño.

"En estos días una mamá me llamó porque su hijo estaba rebelde y ella decía que no sabía qué le pasaba, resulta que su madrina se había ido del país y no relacionaban que la actitud del niño tenía que ver con eso", contó Óscar Misle.

Los padres tienen que ser comprensibles con sus hijos y acompañarlos en esos momentos que son dolorosos para ellos, hasta que ellos vayan acepten y superen esa situación además es bueno que los padres se lleven bien con sus hijos y que conversen con ellos y le expresen sus sentimientos y emociones, decirles que también se siente triste por la situación por la que está pasando, pero que ya ellos tendrán la oportunidad de encontrarse. Es importante que un padre haga esto con sus hijos y que sus hijos sientan en ese momento el cariño de sus padres porque es cuando más lo requieren.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario